¡Alarmados! así se sienten los habitantes de una comunidad en La Libertad, pues se enfrentan a un grave peligro.