El pasado martes, el primer ministro australiano, Scott Morrison, fue atacado por una activista en un evento de su campaña electoral en Nueva Gales del Sur, según reportes del canal Sky News Australia.

La mujer de 25 años, cuya identidad no ha sido revelada, se puso detrás del ministro, mientras hablaba con miembros de la Asociación de Mujeres de Australia, y trató de reventarle un huevo en la cabeza. No obstante, este rebotó sin romperse y salió volando por la sala.

 

Juan Guaidó refiriéndose a los participantes del golpe de Estado en Venezuela: “Hubo gente que faltó por cumplir”

 

La manifestante fue reducida por el personal de seguridad del político, derribando a una anciana en el proceso. La joven fue expulsada del recinto y luego fue detenida por la policía local.

Se comunicó que la mujer presuntamente protestaba en contra la política migratoria de Morrison, en particular por el campo de detención de inmigrantes de la isla Manus.

 

Morrison no es el primer político de Australia en ser atacado de esta manera. El pasado mes de marzo, un joven rompió un huevo en la cabeza del senador Fraser Anning, quien anteriormente había declarado que la llegada de “fanáticos musulmanes” a Nueva Zelanda era una de las causas del ataque terrorista a dos mezquitas de la ciudad de Christchurch.