Cámaras de seguridad captaron el curioso incidente que fue protagonizado por un canguro, el cual irrumpió en una sesión de fotos de modelos en bikini. Con solo su presencia, el mamífero hizo huir a las jóvenes despavoridas. Afortunadamente, nadie salió herido.

El curioso episodio ocurrió en la mansión conocida como Candy Shop Mansion, propiedad del magnate australiano Travers Beynon, y las imágenes fueron compartidas a través de su cuenta oficial en Instagram.

 

Viral: Niña de tres años juega tranquilamente con una gigantesca pitón

 

Una de las modelos, decidió tirarse a la piscina para ponerse a salvo aunque en ese momento no se sabe por qué las chicas huyen.

“Ataque de canguro en la sesión de fotos de Candy Shop Mansion”, se lee en Instagram junto al vídeo.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Kangaroo attack at the Candy Shop Mansion photo shoot. #screamsformiles #Australia

Una publicación compartida por Candy Shop Mansion (@candyshopmansion) el