El presidente de Rusia, Vladimir Putin, participó en la ceremonia de inauguración de la autopista del puente de Crimea encabezando una columna de vehículos al volante de un camión.

El líder ruso llegó a la península de Tamán, en la región rusa de Krasnodar, para supervisar personalmente la preparación del Centro Unificado de Gestión de Tráfico del puente que atraviesa el estrecho de Kerch. Luego, Putin se sentó al volante de uno de los camiones y junto con el equipo de construcción cruzó el puente hacia la península de Crimea.

“¡Vámonos!”, con esta famosa frase, usada por el cosmonauta soviético Yuri Gagarin en su primer vuelo espacial, el presidente ruso dio inicio a la ceremonia antes de cruzar el puente.

La nueva autopista será abierta a la circulación de automóviles el 16 de mayo a las 5:30 de la mañana, hora de Moscú (2:30 GMT). Los primeros en cruzar el puente serán los habitantes de Crimea y de la región de Kubán.

Se trata de un hito histórico: la inauguración de la autopista del conocido como ‘proyecto del siglo’ fue planeada para diciembre de 2018, pero ha tenido lugar seis meses antes de lo previsto.