Un vídeo publicado recientemente por el grupo International Animal Rescue (IAR) ha estado recibiendo mucha atención, a pesar de que se grabó en 2013.

Un orangután que hace todo lo posible para evitar la destrucción total de su hogar en la región de Ketapang, en el oeste de Borneo, Indonesia.

El animal parece haberse refugiado en uno de los pocos árboles que quedan en pie en el área, y cuando la máquina lo derriba, el simio hace un último y vano esfuerzo para combatirlo.

El orangután se apresura a intentar detener la excavadora, se desplaza por el tronco del árbol derribado y eventualmente empuja y golpea el poderoso brazo de la máquina, incluso cuando los trabajadores de la IAR intentan acorralarlo y evitar que se dañe o se mate.

 

Un enjambre de abejas atacó a feligreses durante viacrucis en Tabasco, México

 

Luego, el simio se balancea rápidamente del árbol y los rescatistas hacen todo lo posible para alejarlo de la maquinaria y llevarlo a la seguridad relativa de los arbustos y bosques.

International Animal Rescue, trabaja para salvar y reubicar animales de áreas donde la invasión humana amenaza la existencia de una variedad de especies que van desde los simios hasta los osos.

Escenas como la del vídeo son desgarradoras y demasiado comunes ya que la naturaleza es dejada de lado para dar paso a los humanos, pero al menos alguien está cuidando a los animales que son incapaces de defenderse.