Un insecto que puede ocasionar la muerte

0
89

María Méndez de Martínez tiene solo 41 años pero debido a problemas de salud depende de un corazón artificial para vivir.

Sus problemas de salud están relacionados con el Mal de Chagas, enfermedad que sus médicos creen lo contrajo en su país natal, El Salvador, hace 20 años.

“Ya estaba entrando en una situación crítica y se estaba parando el hígado y los riñones”, dice la mujer salvadoreña, a quien solo le funciona el 20 por ciento de su corazón. “Tuvieron que operarme y ponerme el corazón artificial”.

El Mal de Chagas se contrae con la picadura de la vinchuca, un insecto del tamaño de una moneda de 10 centavos, que sale en las noches y defeca generalmente en los rostros de las personas, dejando un parasito.

El parásito se aloja en el cuerpo de la persona durante décadas y pocos saben que están infectados hasta que comienzan a aparecer los daños en la salud.

“Al picar el chinche, las personas rascan su piel. Al rascarse, introducen el parásito al sistema sanguíneo y es ahí donde comienza a desarrollarse y a expandirse”, dijo Gisele Muñoz, enfermera de Centro médico Olive View, en Sylmar, el único del país que trata esta enfermedad.

“Éste [el parasito] prefiere buscar las áreas del corazón y el sistema digestivo”, añade Muñoz.

El Mal de Chagas afecta a toda Latinoamérica, en donde hay unos 5 millones de personas infectadas.

Sin embargo, ya se encuentra en California, en lugares como Newhall, Riverside, y Griffith Park, afectando a quienes practican actividades al aire libre.

“Como unos 20,000 casos de personas latinoamericanos que pueden resultar infectadas con la enfermedad en el condado de Los Ángeles”, dijo Muñoz.

Expertos aconsejan a las personas que hayan vivido en una zona rural o en una vivienda de adobe durante gran parte de su vida que le pidan a su médico que les ordene un examen de sangre, para descartar cualquier duda y evitar daños a la salud.

“Al menos, yo me consideraba una persona muy saludable y estaba la sangre infectada”, dijo Martínez.

Para cualquier duda, pueden visitar la página del Centro Médico Olive View, en donde les ofrecen información sobre la detección y tratamiento.