El talento corre por las venas de esta salvadoreña, quien transforma la materia prima en obras de arte.