Águila y Sonsonate no pasaron de un empate a uno en uno de los partidos sin mayor incidencia en la jornada 18 del clausura. Lo más relevante del juego pudo haber sido las manifestaciones de descontento por parte de la afición aguilucha que no miran en este Águila a uno de los equipo con más historia de El Salvador.
El primer gol de partido fue para la visita y llegó al minuto 41 por medio de Christian Sánchez que ponía el silencio en las gradas del Barraza.
El partido siguió con dos escuadras que no mostraban los suficientes argumentos para anotar pero fue hasta el minuto 69 que Javier Lezcano puso el empate y el definitivo 1-1 en una tarde que no tuvo nada para nadie en San Miguel con un Águila que tuvo el lujo de fallar un penal agudizando aún más su crisis de resultados.