“Killing Michael Jackson”, documental en torno a la vida del ‘Rey del pop‘, reveló los testimonios de los tres policías que ingresaron a su habitación el 25 de junio del 2009, fecha en la que el cantante falleció en Estados Unidos.

Los detectives de Los Ángeles dieron detalles sobre la investigación. Michael Jackson 

La autopsia reveló que una dosis excesiva de medicinas con una alta presencia de benzodiazepina, compuesto empleado para tratar el insomnio y la ansiedad, causó el fallecimiento.

Las 10 cuentas más populares de Instagram

 

El médico personal del artista, Conrad Murray, reconoció que, tras inyectar los sedantes al artista aquella mañana, abandonó la habitación donde se encontraba para atender unas llamadas. A su regreso, se encontró a Michael Jackson, inerme y sin pulso sobre la cama.

Murray fue sentenciado a cuatro años de cárcel en 2011 por homicidio involuntario.

En torno a la sustancia de propofol, el profesor Francois Chast, director de Farmacología en el hospital parisino Hotel-Dieu, manifestó que “no tiene nada que hacer en una casa, excepto que esté equipada con una sala de operaciones.

Créditos: Documental Killing Michael Jackson.

Los agentes que irrumpieron en la habitación de Jackson fueron Orlando Martínez, Dan Myers y Scott Smith y describieron la habitación del cantante y bailarín como “caótica y llena de drogas”.

Agregaron además había una muñeca de aspecto siniestro en su lecho de muerte. Los policías indicaron que el aposento de Michael Jackson estaba con medicamentos, agujas y un tablón de anuncios con fotos de niños, ropa y notas extrañas.

Créditos: Documental Killing Michael Jackson.

La polémica, diez años después, le sigue rodeando. Y sus tres hijos (Prince Michael, Paris y Blanket) crecen sabiendo que nunca encontrarán mayor alivio y acomodo que ese luminoso e inigualable legado musical que aún emociona a millones de personas. 

Créditos: Documental Killing Michael Jackson.
Créditos: Documental Killing Michael Jackson.