Centro Escolar El Sauce es ahora la primera escuela reconstruida por privados de libertad beneficiando a más de 1,200 alumnos.