Remontada del Dortmund en la Europa League

Dortmund y Atalanta protagonizaban, sobre el papel, una de las eliminatorias más destacadas de esta ida de dieciseisavos de la Europa League y no defraudaron. El 3-2 final deja exhibe lo que fue un partido repleto de alternativas. Schürrle adelantó al ‘BVB’ en el 30′, Ilicic le dio la vuelta con un doblete exprés entre el 51′ y el 56′ y dos goles de Batshuayi (65′ y 91′) firmaron la remontada amarilla.

Peter Stöger y Gian Piero Gasperini salieron con todo. El ‘BVB’ ha encontrado un once en torno al que ha encadenado tres victorias por primera vez desde septiembre. Reus, titular por segunda vez consevutiva, abrió el carrusel de oportunidades de la primera mitad. Su disparo, sin embargo, salió desviado. Cristante, Caldara, ‘Papu’ Gómez, Batshuayi, Pulisic… también lo intentaron sin suerte.

El primer tiempo dejó dos noticias para el Dortmund. La mala es la amarilla que vio Weigl, que se perderá la vuelta por acumulación de tarjetas. La buena es la ‘resurrección’ de Scürrle. El ex de Chelsea y Wolfsburgo lo intentó sin descanso hasta que se encontró con el gol en el 30′.

Batshuayi robó la cartera a Freuler y abrió para Pulisic, éste puso un balón de oro y Schürrle no perdonó. Controló en el punto de penalti y se anticipó a Berisha para marcar con la puntera. El internacional alemán, que ya marcó en la victoria sobre el Colonia (2-3), suma los mismos goles (2) en los últimos tres partidos que en toda la temporada pasada.

El Atalanta se aferró a Ilicic para remontar nada más salir del descanso. Los dos goles, nacidos en la izquierda, tuvieron un guion (casi) calcado. El 1-1 fue un gran gol del esloveno: centró Spinazzola, falló en el despeje Toljan e Ilicic realizó un gran control con la diestra para superar a Bürki con un disparo con al zurda al palo largo.

El 1-2 fue la culminación de una gran triangulación. Spinazzola sirvió sobre la cabalgada de Cristante, Bürki desvió como pudo el disparo de éste último, pero Ilicic acabó marcando a placer. Cuatro goles en cinco partidos de Europa League para el ex de la Fiorentina.

Peter Stöger movió ficha con un cambio que resultó clave: Reus dejó su lugar a Götze. El héroe del Mundial 2014 participó decisivamente en los dos últimos goles. En el 2-2 tiró una doble pared con Schürrle y acabó cediendo para que Batshuayi resolviera desde la frontal del área.

El 3-2 definitivo llegó después de que Götze recogiera un balón en la frontal y filtrara un pase nuevamente para Batshuayi, que no perdonó. El disparo cruzado del ex del Chelsea significó la victoria y su quinto gol en tres partidos con el Dortmund. Más no se le puede pedir.