El avión eléctrico X-57 Maxwell, el cual la NASA desarrolla a partir de la aeronave bimotor de pistón Tecnam P2006T, por primera vez ha puesto en marcha sus motores eléctricos en tierra.

“Es la primera vez que instalamos motores eléctricos con hélices y los hicimos girar”, señaló Sean Clarke, el encargado de este programa.

 

El presidente Donald Trump retrasa redadas masivas contra indocumentados en EE.UU.

En estas pruebas, que están basadas en los resultados de la segunda etapa de la modificación del X-57, el piloto encendió exitosamente los motores eléctricos de la aeronave mientras que estaban conectados a la red de energía en tierra y probó sus sistemas de control.

En la próxima etapa, la NASA va a desconectar la aeronave de la red eléctrica en tierra y activará sus motores gracias a las baterías de a bordo. Si este funciona, dicha entidad norteamericana trasladará la aeronave al centro de vuelos de prueba Armstrong (California, Estados Unidos), donde pasará pruebas en tierra y hará su primer vuelo antes de que termine este año.

 Cortesía: RT

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, se encuentra planeando desarrollar un avión eléctrico con 14 motores: 12 instalados en los bordes delanteros de las alas que van a funcionar durante las maniobras de despegue y aterrizaje y otros dos más grandes y potentes, que estarán en los extremos e impulsarán la aeronave durante el vuelo.