Mujer convierte $500 dólares de sus ahorros en una empresa de 1 millón

Mientras que esperaba el nacimiento de su primer hijo, empezó a diseñar joyas en su casa. Corría el año dos mil dos y la mujer de veintiocho años tenía apenas $500 dólares americanos en ahorros para invertir en su nuevo proyecto.

Tras el nacimiento de su hijo, Scott decidió que iría a vender sus diseños con el bebé en brazos.

La empresa ahora le produce grandes ganancias, llegando a ser considerada una de las mujeres más ricas de los Estados Unidos.

“Cuando tuve mi primera compilación, envolví a mi hijo en un cargador de lona y puse mis joyas en una caja de té”, cuenta la empresaria, que el día de hoy tiene cuarenta y cuatro años.

“Fuimos a tocar las puertas de las boutiques de Austin (Texas). Vendí todo el primero de los días. Desde ese instante, tenía un negocio”, afirma la joven madre.

El día de hoy su empresa, Kendra Scott Design, está evaluada en más de un millón de dólares y su fortuna personal es de 500 millones.

Más rica que Taylor Swift y Beyonce

La revista Forbes la ha colocado sobre dos cantantes reconocidas, superando su nivel económico.

En la lista de las mujeres más ricas de EE.UU. elaborada por la revista Forbes (que incluye a las que hicieron su fortuna y no la heredaron), Scott ocupa el sitio treinta y seis, sobre las vocalistas Taylor Swift y Beyonce.

Cuando empezó su empresa, la emprendedora vio que en el mercado había joyas carísimas o bien joyas baratísimas, mas no existía una oferta media.

Leer más: instalan feria de emprendedores en Santa Ana

Entonces su plan fue generar piezas con piedras bellas de calidad a un coste recomendable.
“Cada mujer, no importa cuál sea su coyuntura económica, desea sentirse segura y bonita”, afirma.

Al comienzo, la empresaria le vendía a otros negocios. Contrató trabajadoras eficientes que le asistieron a hacer medrar la firma, pese a los retos personales que en aquella temporada la tocó enfrentar, como el fin de su matrimonio tras el segundo hijo.

“Me planteé crear un equipo de gente talentosa. 7 de mis empleadas originales todavía están conmigo”, afirma Scott.