Márquez: “En 2017 aprendí que todos te pueden sorprender”

    0
    57

    Márquez, profesor en su Allianz Junior Camp

    El circuito de Rufea (Lleida) es el escenario de la tercera edición del Allianz Junior Motor Camp. Durante los últimos cinco días de noviembre (26-30, 20 niños de cinco nacionalidades diferentes mejoran sus habilidades sobre la moto.

    Este martes, Rufea ha recibido la visita de los hermanos que hacen posible esta experiencia. Marc y Álex Márquez han compartido unas horas con los mas pequeños en un circuito muy especial para ambos. “Había muchos inscritos. Cada año es mas difícil escogerlos. Estaba en el hotel de Malasia viendo vídeos y al final intentamos escoger variedad. Tres chicas, cinco países. Todas las edades y niveles. Son simpáticos y estoy encantado de estar con ellos”, decía el mayor.

    El menor les promete que pasarán un buen rato. “Que disfruten de estos tres días. Tienen la suerte de vivir esta experiencia. Intentamos enseñarles todo lo que podemos. Intentamos qee mejoren sus trazadas, que se lo pasen bien y la experiencia sea inolvidable”, afirmaba.

    Marc veía complejo crear un ganador en sólo estas jornadas. “En tres días no haces un campeón, pero los niños viven la experiencia, ven tu rutina y como haces las cosas. El motocross es uno de los deportes de moto más completo. Eddie Jay-Wade me enseñó cosas a mí. Salió campeón del mundo de 85cc. Es como una de las fotos que colgué en mis redes. Nació de esta ilusión que yo tenía de pequeño. Gracias a Allianz ha sido posible. Cuando era pequeño si hubiera tenido esta oportunidad de rodar con mis ídolos hubiese dado muchas cosas. Intentamos darle estos tres días inolvidables a los niños”, comentó el hexacampeón.

    El que fuera campeón de Moto3 en 2014 ve futuro. “Hay cantera, seguro. Llevamos aquí un día. No sólo aquí sino en la velocidad, también”, indicó.

    El del Repsol Honda se lo toma como diversión propia. “Son vacaciones entre comillas. Esto es desconexión. Revivir la ilusión de cuando era niño. Una de las cosas que me ha enseñado 2017 es a no subestimar a nadie. Todos te pueden sorprender. El año que viene estarán los de siempre y tendremos un ojo en Zarco y en el resto que han destacado”, expuso.

    El de Moto2 pide menos fallos. “Ilusión, pulir errores. La regularidad ha sido mi mayor problema este año. En Qatar, empezaremos 30 de cero. Ganas de que pase el invierno rápido”, manifestó.

    Marc ve cantera hasta en su pueblo. “El Allianz Camp son tres días, no tres vueltas. Salen a tope. Me han preguntado. Tenemos campeón y subcampeón de España de 65. Hay cuatro o cinco con mucho talento. Hay un chavalín de Cervera que compite en 65. Se ve la diferencia de filosofías y cultura. Los niños tienen ese punto de inocencia y tener todo claro. Les hace ilusión estar contigo“, dijo.

    El reciente campeón de MotoGP admite que él también absorbe ideas. “Con los niños aprendes muchas cosas, te hacen ver cosas diferentes. Lo que me aporta más es revivir cuando eres niño, la inocencia. Todo se va profesionalizando mucho, pero nunca debes perder la ilusión por ir en moto. Mientras mantengas la ilusión no hay edad. Buscamos diversión. Es nuestro hobbie. Rodamos en moto, pero es lo que mejor sabemos hacer”, confesó.

    El ilerdense expuso su amor al ‘offroad’. “Empecé en motocross con cuatro o cinco años y estuve hasta los 10. Es mi mayor hobbie. Es parte del entrenamiento y es súpercompleto. Las sensaciones con motorcross no las tienes con otra moto. La manera de entender y de improvisar para sacar el mejor tiempo lo puedes traducir en cualquier disciplina. Tengo el concepto de que un piloto de motocross puede ir rápido en velocidad, pero al revés no siempre es así“, explicó.

    Marc no se ve como profesor al retirarse. “Mi mundo es la moto. Nunca sabes donde vas a parar, nunca lo he pensado. Tengo 24 y espero mucha carrera por delante. Con los niños más que hablar técnicamente, hablas de conceptos generales. ¿El futuro? De momento encima de la moto”, reconoció.

    Álex aún no tiene claro si Mir optará al título: “Cuando empecemos en Qatar los 30 pilotos tendremos opciones de ganar. Joan hizo buenos test, pero Moto2 no es fácil. Las cosas cambian en carrera hay que gestionar neumáticos y a los otros pilotos. Está Joan, pero muchos más pilotos. Será divertido”, afirmó.

    Marc alabó al último triunfador en la clase media. “Todos corremos para ganar. Nos gusta la competición, pero queremos ganar. En MotoGP sube Morbidelli y seguro que lo hace bien. Cuando uno ha sido campeón, el talento lo tienes y hay que pulir las cosas que requiere cada categoría”, zanjó.