El estadio Olímpico de Roma será el marco en que Andrés Iniesta y Leo Messi escriban un capítulo especial de su particular historia. El estadio romano albergará el encuentro número 100 en Europa en el que el capitán y el crack argentino coincidan sobre un terreno de juego defendiendo la camiseta del Barça.

El manchego debutó en la Champions dos años antes de lo que hiciera Messi. Desde entonces ha participado en 131 partidos, 129 de la fase final y dos encuentros de la fase previa. Leo tuvo su primera oportunidad en diciembre del 2004 en Donetsk.

Han transcurrido 14 años y ambos continúan disfrutando de jugar la mejor competición de clubs del mundo uno al lado del otro.

Messi ha disputado 124 partidos, 7 menos que Andrés, pero le quedan muchos capítulos aún por relatar en el Barça.

Andrés y Leo han vivido enormes alegrías en la Champions, pero las dos últimas eliminaciones en cuartos de final les causaron una gran decepción y tratarán de rematar hoy el pase a semifinales.

Han ganado cuatro conjuntamente, si bien Leo no participó en la final del 2006, y suspiran por llegar a Kiev y alzar el título más ansiado por la plantilla barcelonista.