Lula da Silva expresidente de Brasil, purga desde abril del 2018 una pena 8 años y 10 meses de cárcel como presunto beneficiario de un departamento concedido por una constructora para obtener contratos en Petrobras.

El máximo tribunal de Brasil debe reanudar este martes el debate sobre un pedido de liberación de Luiz Inácio Lula da Silva, tras las revelaciones que plantearon dudas sobre la imparcialidad de la investigación anticorrupción “Lava Jato” que mandó a la cárcel al ex mandatario de izquierda.

 

El gobierno de Nicaragua liberó a 50 presos políticos

 

La segunda corte del Supremo Tribunal Federal colocó en su agenda el análisis del “habeas corpus” presentado por los abogados de Lula, luego de que uno de sus cinco jueces, Gilmar Mendes, liberara la causa para que continúe su examen.

El pedido de la defensa para liberar al exmandatario llegó a recibir dos votos en contra antes de la interrupción del proceso, pero los magistrados del Supremo pueden modificar su parecer mientras duren los debates.

Los abogados de Lula, de 73 años, cuestionan una negativa de liberación pronunciada por un tribunal inferior (el Superior Tribunal de Justicia).

Gilmar Mendes, decidirá debatir el 25 de junio otro recurso que cuestiona la imparcialidad del exjuez Sergio Moro, autor de la condena en primera instancia, por haber aceptado en enero ser ministro de Justicia y Seguridad Pública del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro.