La plantilla del Chelsea y Conte, cada día más distanciados

0
40

El actual Chelsea nada tiene que ver con el que hace un año arrasaba en la Premier y nadaba en la felicidad ante lo que podía llegar. Desde el pasado verano, los acontecimientos se han sucedido y a día de hoy son los jugadores los que sujetan a un club que no está pasando por sus mejores momentos.

Todo arrancó con el despido de Diego Costa vía sms. Sus compañeros querían al ahora rojiblanco y en el club lo último que esperaban era que uno de sus principales activos fuera puesto en el mercado de aquella manera. De hecho, se pusieron manos a la obra para la búsqueda de un sustituto que no encontraron. Conte siguió, pero el distanciamiento con Roman Abramovich fue total y absoluto desde ese momento. La ausencia de diálogo con el millonario ruso es el primer paso para un adiós del técnico, tal y como ha sucedido con otros.

ABRAMOVICH NO PAGA

Cuestionado desde el principio de temporada, el técnico empezó a distanciarse de sus jugadores. Broncas, charlas subidas de tono, entrenamientos más para marines que para jugadores de fútbol (los últimas, la semana pasada) y decisiones que pocos entienden, como planteamientos más que defensivos y que ninguno comparte, han llevado a la plantilla a estar más unida que nunca y a llevar una convivencia más que sana, con el único objetivo de que el Chelsea salve el honor e intente volver a posiciones de Championsen la Premier League.

Es más, sabiendo que Abramovich no cuenta con él para el futuro (Luis Enrique es su favorito a día de hoy), Conte pretende que el Chelsea le pague el año de contrato que le resta, algo a lo que, al parecer, el ruso no parece estar muy dispuesto. Además, el club, desde la salida del director deportivo Michael Emenalo, se encuentra huérfano para la solución de los problemas cotidianos. Marina Granovskaia, mano derecha del dueño, no está para el día a día.

EL FAVORITO PARA EL PSG

Conte se siente seguro pese a la tensión que hay generada alrededor del Chelsea. Hablan de él como del favorito para ocupar el puesto de Emery en el PSG. Incluso se dice que ya tiene una propuesta del club francés, pero antes tiene el reto de eliminar al Barcelona.