La debilidad de Gallardo

0
46

En un tiempo no muy lejano lo había definido como el cerebro del equipo. La llegada de Enzo Pérez lo obligó a correrse hacia un costado y ahí las neuronas no se conectaron como antes. Su rendimiento fue decayendo al punto que, en el flojo arranque general del 2018, terminó perdiendo su lugar entre los 11. Ese bajón, sumado a que en la Libertadores debía cumplir una fecha de suspensión llevaron a Ignacio Fernández a bajar a la Reserva para no perder ritmo de fútbol.

Jugó justo el superclásico con los pibes y fue la figura. Volvió a ser titular con Chacarita, pero no le alcanzó para ganarse un lugar ante Patronato. Sin embargo, para esta final que marcará el año de los dos gigantes argentinos, Gallardo volverá a apostar por uno de sus jugadores fetiche. Entre tanta amenaza de roce y pierna fuerte, el Muñeco le dará lugar a las patas flacas pero talentosas de Nacho para romper con otro tipo de armas.

La clase del otro Nacho puso el 2-1

 Gol de I. Fernández (R). River 2 – Atlético Tucumán 1. Final Copa Argentina 2017. (Fuente: TyC Sports)

“La final contra Boca hay que ganarla como sea. Si ganamos la Supercopa, puede ser un envión anímico para lo que viene”, había comentado el zurdo después de reaparecer contra Chaca. Y en ese como sea que repiten todos, su presencia indica que River intentará quedarse con la Supercopa Argentina a partir del juego del ex Gimnasia pueda generar ya sea arrancando pegado a la banda derecha o tirándose hacia adentro para estar más cerca de Enzo Pérez y el Pity Martínez. Una debilidad a la que Gallardo no se puede resistir.MENDOZA (ENVIADO ESPECIAL).