La crisis en Venezuela obliga a madres dar a sus hijos en adopción

Oriana es una joven de 22 años, tiene tres hijos y está embarazada del cuarto.

Esta joven madre,entregó a dos de sus niños a otras personas por no tener dinero para alimentarlos y el que viene en camino también irá con otros cuidadores.

Venezuela se ha convertido en un lugar difícil para criar hijos debido a la crisis económica por la que atraviesa.Muchas madres se ven obligada a dar a los niños a familias y centros especializados, en adopción legal o abierta, para que puedan vivir y ser alimentados.

Aunque no existen cifras oficiales de las adopciones abiertas y legales en Venezuela, la organización Proadopción señala que, semanalmente reciben al menos ocho mujeres que decidieron entregar sus hijos al cuidado de otras personas, y que esta cifra, hasta 2017, era de ocho mujeres al año.

Le puede interesar también

Un 12% ha caído la economía del súper mercado en Venezuela

“No tener nada que darles es difícil. Yo quisiera que mis hijos estuvieran conmigo. Todos estuvieran conmigo, pero ¿cómo hago? Allá están mejor que conmigo”, señaló una madre que no percibe ningún tipo de ingreso económico en estos momentos.

José Gregorio Fernández, Director de Proadopción- dijo que es insostenible tener hijos en Venezuela y que el perfil de las mujeres que entregan sus hijos a otras familias ha cambiado.

“No nos está llegando cualquier mujer. No nos está llegando la mujer que fue víctima de violación o que esto fue un incesto, ahora el perfil es que son madres y son muchisímas”

Los pocos centros de adopción que existen en el país se están llenando de niños que no pueden ser mantenidos por sus padres. Muchas madres tocan la puerta de estas casas para que cuiden a sus hijos, y otras dan el consentimiento legal inmediato para que el niño se vaya con una familia sustituta o en adopción.