La CIA irrumpe en el Real Madrid

0
213

No es una operación a gran escala de una de las mayores agencias de inteligencia del mundo. Es, simplemente, lo que sale de juntar las iniciales de Cristiano, Isco y Asensio. Algo cogido con pinzas, pensarán algunos. Pero hay que tirar de inventiva para ilustrar algo tan evidente y a su vez tan difícil de creer como que la BBC, la otrora temida y venerada BBC, ya es historia.

Zinedine Zidane ha intentado agotar hasta las últimas consecuencias la titularidad de los tres jugadores que han abanderado ese extraordinario palmarés como entrenador desde que cogió al equipo ahora hace dos años. Pero todo tiene fecha de caducidad y el tridente formado por Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo parece haberse convertido en un yogur que ha pasado el límite para ser consumido. Cuesta tomar la decisión porque a simple vista, de aspecto, tiene buena pinta, pero hace más de una semana que su consumo no está recomendado y, aunque duela, hay que tomar la decisión.

Y Zidane ha llegado a ese punto. Ha querido estirar la cuerda, pero la suplencia de al menos una de las tres patas de la BBC en los dos últimos e importantes compromisos del Real Madrid (sobre todo subrayar el ‘banquillazo’ de Bale ante el PSG) es el mayor ejemplo de que la hora ha llegado. Cierto es que las lesiones no han ayudado a ver a los tres tenores del cuadro madridista. Bale se pasó inédito los primeros meses de competición, mientras que Karim Benzema también se ha perdido varios encuentros por molestias musculares (volvió lesionado de las vacaciones navideñas). Precisamente, son los dos los principales señalados por el mal momento que atravesó el Madrid hasta hace apenas un par de semanas y son los dos los que han visto como Zidane les sentaba en el ‘banco de los acusados’. El que no falla en la BBC, ni en la CIA, nie en la CMV ni en cualquier ecuación es Cristiano. CR7 es intocable (a pesar de las últimas sustituciones) y nadie discute su presencia en el once.

Si hay que buscar ‘culpables’ por este cambio de siglas, más allá de señalar como hemos hecho al bajo rendimiento y a las lesiones de Benzema y Bale, hay que empezar por un joven mallorquín que sigue confirmando la magnífica apuesta por su fichaje en su momento. Marco Asensio había desaparecido del once de ‘Zizou’ entre noviembre y enero, parecía haber pasado a un segundo plano, pero ha vuelto con muchísima fuerza. Él fue el artífice de la remontada ante el PSG (dos asistencias nada más ingresar al terreno de juego) y él marcó un doblete y fue el faro en ataque del Madrid en otra remontada, en este caso la del Benito Villamarín.

Marco parece haberse ganado un puesto fijo para el Parque de los Príncipes y ahora falta ver si Isco completa la CIA de cara a la vuelta de los octavos de la Champions. Isco, pero sobre todo Asensio han dado el paso adelante en cuanto a responsabilidad y ya no pueden ser vistos como promesas talentosas de futuro. Piden ser el presente y Zidane parece haberse dado cuenta definitivamente. Después de escribir su nombre en las páginas de oro del club con el gol 6.000, Asensio ha derribado la puerta de la titularidad y quiere ser el abanderado de la CIA. La ‘Operación Parque de los Príncipes’ ya está en marcha.