La tensión crece en Venezuela por la disputa ente el Gobierno de Maduro y el presidente interino, Juan Guaidó, por la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos a ese país.

Ayer domingo, el líder opositor advirtió a los militares y a Nicolás Maduro que bloquear la el paso de la ayuda humanitaria los convierte en “casi genocidas”, porque es “delito de lesa humanidad”.

Vea También: El comercio del dolor: Las “farmacias” callejeras en la frontera entre Colombia y Venezuela

Guaidó reitero su llamado a una marcha el día martes, Día de la Juventud en memoria de los fallecidos en los disturbios desde el 21 de enero, según la ONU, para exigir que se permita el ingreso de la ayuda. “Todos a las calles”, invitó.

Medicinas y alimentos enviados por Washington permanecen desde hace 3 días en bodegas del centro de acopio instalado en Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, el cual permanece bloqueado por los militares venezolanos con grandes contenedores.

En este sentido, Juan Guaidó anunció que estos productos comenzarán a entrar al territorio venezolano en los “próximos días” pese a la negativa de los altos mandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y Maduro, quien considera esto es un “show” político en su contra.

Autoridades organizan el cargamento con la ayuda humanitaria para Venezuela.

El líder de la Cámara aseguró que entiende que el mandatario “usurpador”, se niegue a reconocer la crisis que ellos mismos generaron.

Frente ello, subrayó que los venezolanos deben trabajar “muy duro (…) para que cese la usurpación” que considera qué Nicolás esta haciendo de la presidencia “y en paralelo atender la emergencia”.

De nuevo, envió un mensaje a los militares y mostró sus dudas de que “nadie hoy quiera inmolar por acceder al llamado de una persona (Maduro) que perdió el norte y que no tiene respaldo internacional”. Depende de ustedes no continuar haciendo el ridículo como lo ordena Miraflores, sino hacer valer el orgullo de un uniforme. Depende de ustedes que el lustre, el honor y la simpatía de millones de venezolanos” agregó.

En tanto, el mandatario venezolano sostiene que la “emergencia humanitaria” es “fabricada” por el Gobierno de Trump para “intervenir” Venezuela, califica de “show” el despliegue de la ayuda y culpa de la escasez de alimentos y medicinas a sanciones estadounidenses.