Joven hondureño fallece en México tras ser arrollado por el famoso tren conocido como “La Bestia”

Unos 7.000 hondureños que viajaban en la primera caravana migrante han solicitado apoyo para regresar a su país.

0
37

Un migrante de originario de Honduras, perdió la vida este domingo en un hospital de la ciudad de Saltillo, Coahuila,México tras ser arrollado por ‘La Bestia’, utilizado por centroamericanos y mexicanos para alcanzar la frontera con EE.UU.

Donald Trump niega el haber trabajado para Rusia y denuncia esta afirmación como “un engaño”.

El joven Josué Arcángel Quintanilla, de 23 años y originario de Macuelizo, Santa Bárbara, salió de Honduras con la primera caravana migrante que llegó a México el pasado 19 de octubre.

Sin embargo, el joven se separó de la caravana al ver que eran mínimas las posibilidades de ingresar a EE.UU. en grupo y tomó el sistema de trenes de carga que atraviesa México de sur a norte. Al intentar subir a uno de los vagones, Josué cayó a las vías y fue arrollado por el tren. Estuvo varias semanas hospitalizado con múltiples lesiones que finalmente llevaron a su muerte.

Con el fallecimiento del joven, que será repatriado a su país, suman once migrantes hondureños muertos desde que salió la primera caravana.


Más de 7.000 migrantes abandonan la caravana

“Dicen que viene otra caravana. Yo no estoy de acuerdo. Mi mensaje a las madres es que no permitan que sus hijos se aparten de ellas, porque no hay seguridad de que ellos puedan regresar, dijo Nora Amelia Tabora, madre de Josué, según un comunicado de la Presidencia de Honduras.

Según el Gobierno de Honduras, un total de 7.270 hondureños tomaron la decisión de no seguir en la caravana migrante que salió el 13 de octubre de 2018 rumbo a EE.UU. y han retornado a sus paises de manera voluntaria a través del plan ‘Retorno Seguro’.

La Embajada de Honduras en México estima que las autoridades estadounidenses iniciaran  a recibir solicitudes de asilo de hondureños hasta finales de marzo. Sin embargo, de los aproximadamente 2.500 que están en albergues en México, solo el 3% tiene probabilidades de conseguirlo.