El pasado jueves, el Departamento de Policía de Watsonville anunció la captura de Jackeline Chavira, una joven que cometió una serie de delitos en el marco de su “juerga vandálica”, principalmente, contra imágenes religiosas. En las imágenes captadas por las cámaras de seguridad muestran a la mujer derribando un crucifijo de aproximadamente 5 metros en una iglesia de California, Estados Unidos, para luego huir del lugar.

 

Viral: ladrón se baja de una patrulla para ayudar a empujarla y seguir el camino

 

Los agentes policiales señalaron que Chavira también había robado piezas religiosas en negocios cercanos y derribó otras obras de arte en una sala de oración, mientras 2 feligreses se encontraban orando. Los daños ocasionados se estiman en más de $15.000.

Actualmente, la chica de 23 años encara cargos por vandalismo en un lugar de culto, robo, daños en la propiedad privada y por por desobedecer una orden judicial. Su fianza se fijó en $25.000.