Pescadores iraníes encontraron supuestas partes del dron de Estados Unidos derribado la semana pasada por Teherán, cuyas imágenes han sido compartidas por el embajador de Irán en el Reino Unido, Hamid Baeidinejad, a través de su cuenta de Twitter.

En las fotografías se puede ver a un hombre frente a un barco pesquero junto con una parte de metal en la que se aprecia la escarapela de la Fuerza Aérea estadounidense.

 

El pasado 20 de junio, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) aceptaron haber derribado un avión de vigilancia no tripulado de Estados Unidos, manifestando que invadió el espacio aéreo iraní en la provincia de Hormozgán, cerca del estrecho de Ormuz.

 

Donald Trump explica la “sencilla” exigencia que le hace Estados Unidos a Irán

 

Los CGRI identificaron entonces el dispositivo como un Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk, un dron que, conforme a Teherán, estaba realizando operaciones de espionaje y se rehúso a cambiar su curso a pesar de las reiteradas advertencias de radio.

Por otra parte, el Pentágono negó las acusaciones acerca de la intrusión al territorio iraní, alegando que el dron se encontraba operando a gran altura sobre aguas internacionales, a unos 34 km del punto terrestre más cercano de Irán.

  Cortesía: RT