Un inusual acontecimiento se registró hace unos días en el Hospital 1 de Mayo.