Se han difundido en las redes sociales vídeos del ataque contra un joven musulmán que murió este fin de semana en la localidad de Dhatkidih (La India), tras ser agredido por una multitud enfurecida el pasado 18 de junio, supuestamente, por haber participado en un robo, según informes de IndianExpress.

Tabrez Ansari, de 22 años de edad, que habría intentado robar una casa y una motocicleta, fue puesto bajo custodia policial luego de que la policía lo hallara atado a un poste de luz. Aparentemente, la turba enfurecida lo había golpeado y obligado a cantar salmos hindúes. Días después, el hombre no se sentía bien y fue llevado a un hospital, donde horas más tarde fue declarado muerto.

 

El autor de la demanda del robo a la policía, Kamal Mahto, señaló que unos sonidos lo despertaron a él y a su familia de madrugada, momento en que logró ver a 3 hombres en la azotea de la casa de su vecino. El hombre dio la voz de alarma, lo que atemorizó a los sospechosos, dos de los cuales escaparon, mientras que Ansari se lastimó la pierna y trató de esconderse sin suerte. Fue entonces cuando los habitantes lo encontraron.

 

¿Ser musulmán lo llevó a la muerte?

“Su error fue que era musulmán, de lo contrario, estaría vivo” expresó el tío del fallecido al medio. De igual manera, afirma que Ansari, hasta el momento de su detención, carecía de antecedentes penales.

 

Muere el ministro de Defensa de Perú tras sufrir un infarto durante un vuelo oficial

 

Los médicos consideran que pudo haber muerto por “un ataque cardíaco u obstrucción”, mientras que su familia considera que murió por haber sido “golpeado sin piedad” durante 4 horas.

Las autoridades se han visto obligadas a iniciar una investigación luego de que la esposa de Ansari hiciera una demanda contra 10 personas, una de las cuales ya ha sido detenida según otro medio local.