Grecia se rebela contra la Euroliga

Pese al éxito de las segundas ventanas clasificatorias para la Copa del Mundo con la aparición de nuevos talentos en pabellones abarrotados y en repercusión y televisivas más que significativas (como los 561.000 espectadores de media en el España – Montenegro), el boicot de Euroliga a las Selecciones Nacionales ha hecho que el Presidente de la Federación Griega solicite la urgente mediación del Comité Olímpico Internacional.

“Las ventanas han sido un éxito pese a la guerra abierta contra ellas. Los fans quieren ver a sus selecciones y esto lo quiere romper la Euroliga. Hemos asistido a un teatro de sombras y mentiras ejecutado por unos señores de España y una compañía, ECA, que nadie sabe bien dónde están sus oficinas, y si su sede está en Luxemburgo hay un complejo entramado oscuro económico y temas fiscales. Estoy enfadado con esta organización ilegal llamada Euroliga, que empieza en Barcelona y acaba en las Islas Caimán”, ha manifestado Vasilakopoulos, que no ha dudado en ir más allá planteando una acción conjunta contra la Euroliga por medio del COI: “Creo que ha llegado el momento de que los equipos y las federaciones reaccionen y respondan por medio del Comité Olímpico Internacional. Hay que encontrar una solución honesta y hacerles ver a estos señores de la Euroliga que quien se ponga en el camino de los sindicatos de jugadores y de las federaciones se estrellará. Todos deberían obedecer a la FIBA, que es el órgano regente, y a las federaciones nacionales para poder llevar a cabo un programa de desarrollo del baloncesto europeo”

‘GREXIT’ A LA VISTA

El malestar de la federación helena no es el único frente abierto para la Euroliga en Grecia. El presidente del Panathinaikos ha manifestado recientemente su malestar hasta el punto de asegurar que si de él dependiera “ya habría sacado al Panathinaikos de esta parodia”. Dimitris Giannakopoulos se ha convertido en el principal quebradero de cabeza de una Euroliga que sigue sin anunciar el modelo de competición de cara a la próxima temporada: no se sabe aún cuántos equipos participarán, ni de qué países ni el formato, algo que sin duda dificulta enormemente la confección de las plantillas de los equipos.

CRECEN LAS DENUNCIAS CONTRA EUROLIGA

Si el seleccionador de Finlandia criticaba duramente al Barcelona por “secuestrar cobárdemente” a Koponen y Lituania cargaba contra los equipos de Euroliga por no responder a sus escritos pidiendo que liberaran a jugadores que luego ni jugaron sus encuentros de Euroliga, como en el caso de Kalinietis en Milan, ahora ha sido el presidente de la federación griega quien se ha sumado a las críticas personalizando su desacuerdo con el proceder del CEO de la competición continental, Jordi Bertomeu.