Un niño de 2 años llamado Fatehveer Singh fue declarado muerto poco después de ser rescatado este martes tras pasar 109 horas atorado en un estrecho pozo en el estado indio de Punyab.

 

Conforme al reporte de NDTV, el pequeño cayó el 06 de junio en un pozo no usado, de 45 metros de profundidad y 17 centímetros de diámetro, el cual está ubicado cerca de su casa en el poblado de Bhagwanpura. El agujero estaba cubierto con un trapo que el menor pisó por accidente mientras jugaba.

 

Estados Unidos: Chocó un helicóptero en un edificio de oficinas en Nueva York

Inmediatamente se inició una operación para rescatarlo que se extendió por 5 días. El niño quedó atrapado a una profundidad de 38 metros, y aunque no pudieron proporcionarle agua ni comida, los expertos lograron suministrarle oxígeno.

 

Los rescatistas cavaron un pozo paralelo de 91cm de diámetro pero, según el portal India Today, no lo pudieron usar y terminaron sacando al pequeño con una cuerda atada a sus manos.

 

A las 5:30 de este 11 de junio, hora local, el menor pudo ser rescatado y fue llevado a un hospital ubicado a 140km. Al llegar al centro médico, fue declarado muerto.