Los casos de sarampión alrededor del mundo se cuadruplicaron durante los 3 primeros meses de este año, en relación al mismo periodo del año pasado, advirtió este lunes la OMS (Organización Mundial de la Salud) y añadió que en África el aumento fue de 700%.

 

Vea También: Devastador paso de un tornado por la localidad texana de Franklin

 

“A la fecha, en 2019, 170 países han informado de 112.163 casos de sarampión a la OMS. El año pasado en la misma fecha, se habían contabilizado 28.124 casos en 163 países. Esto representa un aumento de casi 300% a escala mundial”, indicó la agencia de la ONU en un comunicado luego de precisar que se trata de cifras provisionales y todavía incompletas.

 

Si bien estos datos aún no están completos, indican una tendencia clara, que sigue a los aumentos consecutivos en los últimos años en la cantidad de casos, causando muchas muertes, principalmente entre niños pequeños.

Si bien el número oficial de casos de sarampión reportados por los estados miembros de la OMS solo estará disponible en julio del año siguiente, los datos de vigilancia mensuales -si bien son provisionales e incompletos- proporcionan información sobre tendencias generales.

Muchos países, particularmente aquellos que experimentan brotes significativos, aún están brindando datos, por lo que estos retrasos en la presentación de informes pueden generar variaciones con el informe final, sin embargo, el número real de casos “será considerablemente más alto que los informados”, aclaró el organismo.

Muchos países se encuentran en medio de importantes brotes de sarampión, mientras que los aumentos sostenidos se dan en todas las regiones. Actualmente, existen brotes en la República Democrática del Congo, Etiopía, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Madagascar, Myanmar, Filipinas, Sudán, Tailandia y Ucrania.

 

Según el comunicado, en los últimos meses también se han producido aumentos en los casos en países que tiene una alta cobertura de vacunación, entre los que incluye a los EE.UU, Israel, Tailandia y Túnez. Allí, la enfermedad se ha diseminado rápidamente entre grupos de personas no vacunadas.

 

“El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas del mundo, con el potencial de ser extremadamente grave. En 2017, el año más reciente para el que se dispone de estimaciones, causó cerca de 110.000 muertes. Incluso en países de altos ingresos, las complicaciones resultan en desde la hospitalización en más de una cuarta parte de los casos, y pueden llevar a una discapacidad de por vida, desde daño cerebral y ceguera hasta pérdida auditiva”, alertó la OMS.

 

El sarampión se puede prevenir casi por completo con dosis de una vacuna segura y efectiva. Sin embargo, durante años, la cobertura global con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en un 85%, lejos todavía del 95% necesario para prevenir los brotes, dejando a muchas personas, en muchas comunidades, en riesgo. La cobertura de la segunda dosis se sitúa en el 67%, en aumento.

Según destacó el organismo dependiente de Naciones Unidas, Madagascar está experimentando una disminución general en los casos de sarampión y en las muertes producidas por la enfermedad luego de realizar campañas de vacunación de emergencia dirigidas a 7 millones de niños de 6 meses a 9 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here