En California temen un gran terremoto tras producirse 69 temblores en el Anillo de Fuego

Expertos ya advirtieron en varias ocasiones sobre que California está al filo de un potente sismo capaz de matar a miles de personas.

0
294

Entre el domingo y el martes en la zona del Anillo de Fuego del Pacífico se generaron 69 temblores, provocando miedo de que se aproxime el llamado gran terremoto en California y la costa oeste de Estados Unidos, reporta The New York Post.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) registró 53 movimientos telúricos el pasado domingo en Indonesia, Bolivia, Japón y Fiyi. A estos se suman otros 16 temblores “significativos” de magnitud 4,5 y mayores, ocurridos el martes en la zona del Anillo de Fuego. Los mismos incluyen el potente temblor de magnitud 6,9 en Venezuela, seguido por otro de 5,7 en el mismo país, como el reciente sismo de 6,2 en Oregón (el noroeste de EE.UU.).

California: imperceptibles sismos amenazan con catástrofe en la falla de San Andrés

Dado a que la costa oeste de Estados Unidos se encuentra en esta zona sísmicamente activa, han crecido los miedos de que se genere inminentemente un sismo de magnitud 9,0, que se tendría lugar en la zona de subducción de Cascadia y sacudiría toda la costa oeste y California particularmente, provocando un tsunami y numerosas víctimas mortales.

Expertos ya advirtieron en varias ocasiones sobre que California está al filo de un potente sismo capaz de matar a miles de personas. El medio cita al maestro de geofísica Richard Aster, quien advierte que “la situación del terremoto en California es más grave de lo que la gente que no es sismóloga podría darse cuenta”.

Extraña criatura marina, que ‘predice’ terremotos, apareció en una playa de Perú

Por su lado, la Agencia Federal para el Manejo de Urgencias de EE.UU. estimó que un enorme sismo en la falla de Cascadia ocasionaría un tsunami que mataría más de 11,000 personas.

El rotativo hace referencia al megaterremoto que se generó en esa zona de subducción el 26 de enero de 1,700, de magnitud entre 8,7 y 9,2, cuyo posterior tsunami impactó en la costa de Japón.