Valeria Coggiola, una madre de 35 años, se convirtió en la cuarta víctima de un feminicidio en seis días ocurridos en General Pico, provincia de La Pampa, Argentina.

La mujer era madre de tres pequeños de 3, 12 y 13 años, y se encontraba durmiendo junto a ellos cuando Enzo Gauna, su esposo la apuñaló.

Según medios de comunicación, el feminicidio ocurrió alrededor de las 4 de la madrugada, en su vivienda de las calle 106 entre 23 y 25, en el barrio El Molino.

Después de cometer el crimen, con las manos ensangrentadas, Enzo Gauna, quien practicaba boxeo corrió hasta la vecina localidad de Catriló, donde viven sus familiares, y les confesó lo que había hecho.

 

Uno de sus familiares realizó la denuncia, y policías y funcionarios judiciales llegaron hasta la casa de la víctima.

 

EE.UU.: Mujer dispara y arroja una toalla en llamas contra la casa de su vecino 

 

Después de cuatro horas, los investigadores encontraron a la mujer muerta tendida en el piso. En la vivienda también hallaron cuchillo con el que la había apuñalado.

Enzo Gauna fue detenido por la Policía en Catriló y puesto a disposición de la Justicia. El caso de feminicidio, a cargo del fiscal general Armando Agüero, ha conmocionado a Argentina.