El Senado rechazó la resolución presidencial con el respaldo de más de 10 republicanos, además de toda la bancada demócrata. La semana pasada la Cámara Baja hizo lo mismo.

Los senadores estadounidenses rechazaron así una medida que consideraron un exceso por parte de Donald Trump en su intención de construir un muro fronterizo sin contar con el apoyo del Congreso.

 

Donald Trump ha pedido miles de millones de dólares para perseguir a los indocumentados

 

Doce senadores republicanos rompieron filas con su partido para votar del lado de los demócratas.

El presidente estadounidense Donald Trump respondió la decisión del Senado con un simple “¡VETO!” en Twitter.

El Congreso necesita una mayoría de dos tercios en ambas cámaras para anular un veto presidencial, lo que es improbable que se dé en este caso.