El Madridismo sentencia a Benzema

0
188

Karim Benzema, jugador del Real Madrid, se complica su continuidad por el bajo rendimiento que está ofreciendo esta temporada. El madridismo le ha sentenciado, está cansada de sus errores en el remate a portería, de su falta de puntería, le quiere fuera la próxima temporada a cambio de un goleador, un nueve de verdad, que ayude a Cristiano Ronaldo a perforar porterías porque la excusa de Zidane para defenderle ya no se la cree nadie. “Para mí un ‘9’ no sólo tiene que meter gol, no es mi filosofía de entender el fútbol. Karim lo tiene todo, no sólo gol.

Se asocia con los demás, me importa más esto”, aseguró el técnico que se calentó hasta el punto de calificar de “vergüenza”  las críticas que recibió su protegido de Gary Lineker que dijo que estaba sobrevalorado.

Pero el delantero no corresponde con juego y goles a esa defensa a ultranza que recibe de su compatriota, hasta el punto de que sus palabras han dejado de tener credibilidad. Además, en el club y en el vestuario no entienden que lo juegue todo pese a sus bajas prestaciones y pobre aportación goleadora.

Un rendimiento cuestionable que viene de lejos, porque si antiguamente no había jugadores que se asociasen como él, ahora la plantilla tiene elementos que le superan y que le hacen prescindible.

El francés ha ido salvando temporada a temporada gracias al refugio que le daba Florentino Pérez, que ha ido eliminando cualquier competencia quitándole de encima a los Van Nistelrooy, Higuaín, Chicharito Hernández, Morata o Mariano. Fue un fichaje personal del presidente, que se mojó e incluso fue a buscarle a su casa para que fuese al Madrid.

La afición no le pasa una y en cada partido que juega en el Bernabéu le dedica una sesión de pitos – ante el PSG fueron hasta dos – y es centro de las críticas. Ha dejado de asociarse como antes, es más impreciso. Ante el equipo francés no conectó ni un pase con Cristiano Ronaldo. El portugués se asoció en 17 ocasiones y el francés en 19, pero ninguna entre ellos y eso que eran los dos delanteros del equipo. Son síntomas negativos, como el que muestra el desgaste físico con Benzema como el jugador que menos corrió del equipo: 9,40 km, aunque en su defensa jugó solo 68 minutos.