El laberinto de Álvaro Morata en el Chelsea

0
33

Morata, en un partido con el Chelsea

Álvaro Morata ha dejado de contar para Antonio Conte. Sin un motivo claro, el delantero ha pasado de forma sorprendente de ser fijo (suma 12 golea) en la primera mitad de temporada a ser suplente del suplente.

Desde que en el pasado mes de diciembre sufriera el golpe, el delantero apenas ha jugado 9 partidos, pero tan sólo tres como titular y uno de ellos, el del Manchester United, pisando el terreno de juego durante 60 segundos y con todo decidido.

Un molesto golpe en la espalda terminó con un tratamiento que exigió a Morata un mes de calma y de bajar el pistón de la intensidad en los entrenamientos, algo que Conte no suele llevar nada bien.

El médico alemán que trató al punta pidió cuatro semanas de tregua, pero el técnico decidió acortarlo en una, forzando su reaparición. A partir de ese momento, Morata ha dejado de estar entre los elegidos por el italiano y todos los entrenamientos previos a la cita de mañana en el Camp Nou apuntan a la suplencia del exmadridista.

Hazard ha pasado a ser el primer punta, posición que no es del agrado del belga, y Giraud la alternativa por delante de un Morata que ayer completó un excelente entrenamiento, tal y como confirmaron a MARCA testigos del entrenamiento del Chelsea. Está con ganas de demostrar al entrenador el error que está cometiendo con su suplencia.