El histórico trasplante de cara de Katie, la adolescente que sobrevivió a un suicidio

Los trasplantes de cara son procedimientos sumamente complejos, experimentales y caros.

0
259

Dos fotógrafas de la revista National Geographic documentaron el impresionante trasplante de cara de Katie Stubblefield.

Todo empezó hace cuatro años, precisamente el 25 de marzo de 2014, cuando Katie Stubblefield decidió quitarse la vida al dispararse en el rostro con un rifle. El disparo destrozó una gran parte de la cara de la joven, mas sorpresivamente sobrevivió.

Así es la vida de Jerome Hamon, el hombre que ha tenido tres rostros

Desde de ese instante comenzó una carrera médica. Katie necesitó de 22 operaciones antes de poder implantar el nuevo rostro.

La historia de Katie Stubblefield es una tragedia demasiado común.

La nueva cara de Katie llego gracias a la donación de Sandra Bennington, abuela de Adrea Schneider, una mujer de 31 años que había fallecido por una sobredosis. Y al enterarse que su nieta era compatible con el caso de Katie dio el visto bueno para ceder los órganos faciales.

Médicos del Cleveland Clinic analizan el nuevo rostro de Katie Stubblefield, donado por Adrea Schneider. Maggie Steber y Lynn Johnson

El corazón, pulmones y también hígado de Adrea también sirvieron para salvar otras vidas en Estados Unidos.

Katie Stubblefield necesito de 22 operaciones antes del trasplante. Maggie Steber y Lynn Johnson

La intervención de Katie se realizó entre el 4 y 5 de mayo del 2017, duró 31 horas y los médicos decidieron cambiar de plan a mitad de la operación. Originalmente habían pensado hacer un trasplante parcial, pero una vez en el quirófano del Cleveladn Clinic vieron que sería mejor hacerlo en forma completa, puesto que había diferencias de tamaño y tono de piel entre la donante y la receptora, especifica la publicación de National Geographic.

Katie Stubblefield descansa después con su nuevo rostro. Maggie Steber y Lynn Johnson

Los médicos del Cleveland Clinic presentaron el semblante de Adrea sobre la cabeza de Katie, sacaron fotografías y se las mostraron a los padres de Katie. Ellos aceptaron hacer el trasplante completo, pese a que la idea elevaba el peligro de un rechazo.

Los trasplantes de cara son procedimientos sumamente complejos, experimentales y caros.

La intervención completa incluyó frente, párpados superiores y también inferiores, cuencas del ojo, nariz, boca y labios, las mejillas, la quijada superior y una parte de la inferior, dientes y músculos faciales.

National Geographic documenta el impresionante trasplante de cara de Katie Stubblefield

Katie fue clasificada como la receptora más joven de un trasplante de rostro en Estados Unidos.

En un pueblo de Irak, una niña vive aislada por una enfermedad rara

Esta épica travesía fue documentada por Maggie Steber y Lynn Johnson, fotógrafas de National Geographic, publicada con el título “Historia de una cara”, y representa la lucha de una familia por el amor a su hija y el milagro de un conjunto de médicos que jamás perdieron la esperanza.