El Barcelona intentará este martes hacer valer el 0-1 de Old Trafford para eliminar al Manchester United y acercarse a las semifinales de la Champions League 4 años después.

En las tres temporadas anteriores, un equipo español (Atlético de Madrid) y 2 italianos (Juventus y Roma) fueron quienes le quitaron el boleto a los azulgranas.

 

Vea También: Alejandro Fernández, de nuevo, aparece con unas “copitas de más”

 

 

En el Camp Nou, el equipo de Ernesto Valverde intentará que el conjunto inglés no se una a la nómina de escuadras que los apearon del sueño de Champions en los últimos años.

Por estadística y por fútbol, el “Barca” lo tiene muy cerca. Encadena 30 partidos invictos en su feudo en Champions League y el United nunca ha ganado en Barcelona: ha saldado con 2 derrotas y dos empates sus cuatro visitas.

La última vez que el equipo estuvo en semifinales fue en 2015 y el equipo que entonces dirigía Luis Enrique Martínez acabó ganando el triple.

Este curso, con la Liga prácticamente en el bolsillo y clasificado para la final de la Copa del Rey, está en condiciones de repetir la hazaña.

Valverde es consciente de ello y sabe que lograrlo de nuevo pasa por avanzar mañana hasta la siguiente ronda. Por eso, en el último encuentro de Liga ante el Huesca llevó las rotaciones hasta el extremo.

Se quedaron en Barcelona Leo Messi, Ivan Rakitic, Sergi Roberto, Sergio Busquets y los sancionados Gerard Piqué y Luis Suárez. Clement Lenglet fue suplente y Jordi Alba, Philippe Coutinho y Arthur Melo jugaron solo unos minutos en el intrascendente empate (0-0) de El Alcoraz.