El abogado de ‘El Chapo’ pide que se retrase cuatro meses el juicio

0
91

Eduardo Balarezo, el nuevo abogado que representa a Joaquín “El Chapo” Guzmán en el proceso penal en Estados Unidos, acaba de entregar una petición al juez Brian Cogan en la que le pide un retraso de cuatro meses en el inicio del juicio en la corte federal de Brooklyn. El representante legal del capo mexicano dice que no dispone ni de los fondos ni del tiempo suficiente para preparar la defensa de su cliente.

Cogan confirmó tras la vista preparatoria celebrada hace casi dos meses que el juicio estaba previsto que arrancara el 16 de abril, por lo que si acepta la petición de Balarezo podría retrasarse hasta la segunda mitad de agosto o comienzos de septiembre. El abogado dijo entonces que quería que empezara cuanto antes, aunque señaló que necesitaría tiempo para poder examinar las pruebas de la fiscalía.

La acusación produjo cerca de 290.000 páginas de documentos. Se trata en su mayoría de pruebas que no implican directamente a Guzmán, de acuerdo con Balarezo. Las declaraciones de informantes y colaboradores se entregarán a la defensa dos días antes del juicio, para que las trabaje e investigue antes de que Guzmán se siente en el banquillo frente al jurado.

Para justificar su solicitud de aplazamiento, el abogado cita ahora que las condiciones de aislamiento total impiden al recluso comunicar a los miembros de su familia sobre cómo deben proceder con el pago de los honorarios. “La defensa no cuenta con fondos suficientes en este momento para estar preparada de una manera adecuada para un juicio que está a menos de cuatro meses”, afirma el letrado.

La petición entregada el 24 de diciembre cita, además, que su cliente solo puede ver las evidencias que se utilizaran en el proceso a través de un ordenador o de un hueco en la pared a través del que sus abogados pueden entregarles los documentos. Balarezo considera que este sistema “no es factible” porque Guzmán no sabe utilizar el ordenador y eso “imposibilita prácticamente” la revisión de las pruebas.

Aniversario

El juez Cogan se negó hasta ahora a autorizar visitas en las que pueda haber un contacto directo entre el acusado y su equipo de abogados, alegando cuestiones de seguridad. Guzmán solo puede reunirse con Balarezo en una habitación especial que está dividida por un muro y la comunicación se realiza a través de una ventana blindada. Sí permitió que fuera visitado por sus dos hijas gemelas.

Joaquín Guzmán fue extraditado a EE UU a final del pasado enero, la noche antes de que Barack Obama cediera la presidencia a Donald Trump. Desde entonces no se le permite hablar con otras personas que no sean sus abogados y solo puede abandonar la celda una hora al día para hacer ejercicio. El acusado se resiste a un retraso en el inicio del juicio, porque no aguanta más estas condiciones.

La próxima vista preparatoria está prevista para el 19 de enero, coincidiendo con el aniversario de la extradición. El juez ya autorizó que el acusado fuera sometido a una evaluación psicológica para determinar si estaba en condiciones de defenderse en el juicio. Balarezo dijo ante el juez que Guzmán tiene alucinaciones, sufre dolores de cabeza y le cuesta recordar nombres y fechas.