Un reciente estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition determina que consumir menos de 6 tazas de café al día no tiene perjuicios para la salud. Sin embargo, al superar este número, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se incrementa hasta un 22%.

La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Australia del Sur, evaluó a más de 347.000 individuos, entre las edades de 37 a 73 años, incluyendo 8.368 casos con incidentes de enfermedades cardíacas en Reino Unido.

Los especialistas concluyeron que la asociación entre la ingesta habitual de café y el riesgo de padecer dolencias cardiovasculares no fue lineal.

 

Vea También: Encuentran en Colombia una nueva especie de rana de cristal

 

El estudio consideró una variante genética (CYP1A2) que influye en el metabolismo de la cafeína y hasta ahora se sugería que quienes no lo tienen presentan corren mayor riesgo de infarto e hipertensión al consumir la sustancia. Sin embargo, los resultados obtenidos desestimaron esta asociación al no encontrar evidencia entre los pacientes que portaban este genotipo y la enfermedad.

Incluso aquellos con el gen CYP1A2, que les ayudó a metabolizar el café 4 veces más rápido que otros, también reflejaron problemas después de la sexta taza. Para el cardiólogo Chris Labos, de la Universidad McGill en Canadá, la dosis de café que la mayoría de gente toma a diario está lejos del límite establecido y por lo tanto esta bebida no tendría efectos negativos en la salud, informó Daily Mail.

 

“Una gran advertencia es que, con toda la crema, el azúcar y los sabores que la gente agrega al café, contiene muchas calorías que las personas no necesitan y probablemente empeorarán las cosas (como la salud del corazón)”, dijo el especialista.

 

Finalmente, Labos hizo referencia a otros estudios que de hecho, han encontrado que el café tiene un efecto protector y conlleva diversos beneficios.