El ahora de la Juventus, Cristiano Ronaldo aceptó este martes solventar una multa de 18,8 millones de euros (aproximadamente 21.360.000 dólares) y cumplir una condena de prisión en suspenso por un caso de evasión de impuestos en España, informó Reuters.

Lea también: Thalía presumió sus cuerpo curvilíneo en el mar

Se detalla que el futbolista tiene todas las posibilidades de evitar la cárcel ya que la condena por el primer delito cometido puede ser cumplida bajo libertad condicional y expira en el transcurso de 2 años, tal y como lo establece la Ley española.

Sin embargo, el portugués deberá cuidarse de no infringir ninguna ley penal porque ello podría llevarlo tras las rejas.

Pactos y autógrafos

CR7 reconoció haber cometido cuatro delitos fiscales entre 2011 y 2014, mientras se desempeñaba en el Real Madrid. Así, Ronaldo y las autoridades españolas llegaron a un acuerdo donde ambas partes negociaron la pena.

Ronaldo saliendo de la Corte de Madrid junto a su novia Georgina Rodríguez

El astro asistió a la Audiencia Provincial de Madrid (España) a bordo de una camioneta negra y permaneció unos 45 minutos en el interior del tribunal. En ese tiempo firmó el acuerdo alcanzado anteriormente con las autoridades locales y aprovechó a firmar un autógrafo en las escaleras de acceso a la corte.

Maniobras fraudulentas

Sobre las maniobras utilizadas para evitar el pago de impuestos, el Ministerio Público de España consideró que el jugador declaró ingresos de origen español entre 2011 y 2014 por 11,5 millones de euros (13 millones de dólares), cuando en verdad habrían sido cerca de 43 millones (48,9 millones de dólares), alivianando ampliamente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

De igual manera, Ronaldo no habría declarado la suma de 28,4 millones de euros (32,3 millones de dólares) por sus derechos de imagen, cedidos a una sociedad llamada Adifore Finance LTD desde 2015 hasta 2020.