Han pasado los meses pero el luto se mantiene en la familia del camarógrafo Samuel Rivas y en el gremio periodístico también se recuerda con dolor, pero su asesinato no quedará impune ya que las autoridades lograron capturar al principal sospechoso del crimen ocurrido en noviembre del año pasado en la Col. Altavista de Ilopango.