El fuerte aguacero que cayó en Barranquilla ocasionó varias emergencias, caos vehicular, losetas socavadas y les provocó más de un susto a algunos de los conductores que transitaban por las principales vías de la ciudad.