Cinco mujeres acusan al arquitecto Richard Meier de acosarlas sexualmente

0
14

La ola del escándalo de los abusos sexuales avanza imparable por el mundo de las artes y arrastra a Richard Meier. El reconocido arquitecto estadounidense es acusado por cinco mujeres, por una conducta que se prologó durante cuatro décadas, que incluyen tocamientos y exhibicionismo. Los incidentes tuvieron lugar en su residencia y coincidiendo con eventos organizados por su prestigiosa firma de arquitectura.

Meier tiene 83 años de edad. Anuncia tras alegaciones reveladas por The New York Times que se aparta seis meses de la compañía. Cuatro mujeres trabajaron con el arquitecto y dos de ellas relatan que los incidentes tuvieron lugar durante los últimos diez años. Una quinta mujer, que trabajaba como diseñadora de muebles en el Getty Center de Los Ángeles, detalla que en su caso los abusos se remontan a los años 1980.

Richard Meier se convierte así en uno de los primeros arquitectos acusados en Estados Unidos por su comportamiento inapropiado. Entre las alegaciones se incluyen haber tratado de besar por la fuerza a una de las mujeres, agarrar su ropa interior o pedir a una asistente que posara desnuda para él tras mostrarle fotos de mujeres sin ropa. Dos empleadas cuentan les enseñó el pene en su apartamento en Nueva York.

El rotativo neoyorquino cita también a Alexis Zamlich, recibió un pago de 150.000 dólares como compensación a raíz de un pacto extrajudicial. Pero la empleada no contó su historia porque tiene un acuerdo de confidencialidad con el arquitecto. Como en el caso del productor Harvey Weinstein, era conocido en el mundo de la arquitectura que Richard Meier iba detrás de sus empleadas. Pero estas revelaciones ofrecen una imagen más oscura.

Meier, que acaba de ser elegido para diseñar un edificio que acogerá residencias de lujo en el 685 First Avenue en Manhattan, dice sentirse profundamente avergonzado por estas acusaciones y lamenta haber ofendido a las cinco mujeres con sus “palabras” y “acciones”. Asegura en respuesta al artículo que recuerda lo sucedido de una manera distinta, pero se disculpa “a cualquier que pudiera verse visto ofendido” por su comportamiento.

El galardonado con el Pritzker en 1984, se ve obligado a dejar ahora las operaciones de la firma de arquitectura que lleva su nombre en manos de sus socios. Vivian Lee, Reynolds Logan, Dukho Yeon y Bernhard Harpf se pondrán al frente del día a día en el despacho en Nueva York, mientras que Michael Palladino estará a cargo de la oficina en Los Ángeles y supervisará los proyectos en marcha.