Atraer a ancianos extranjeros, encerrarlos en una “casa de los horrores” y robarles sus bienes, para con su dinero construir un complejo turístico en una playa de España, era el “negocio” de una pareja que la Guardia Civil anunció este jueves haber desmantelado.

 

Un asteroide pasará por el punto más cercano a la Tierra este viernes

 

En una vivienda tildada de “casa de los horrores”, los agentes encontraron a un anciano alemán y a una anciana holandesa en “pésimas condiciones”, encerrados en habitaciones separadas, drogados y alimentados por sonda nasogástrica, indicó en un comunicado la Guardia Civil de la provincia de Cádiz.

Una vez rescatados los dos ancianos, cuya edad se desconoce, fueron llevados a un centro, donde su salud mejoró significativamente.

Aparte de ellos, el instituto armado identificó a otras cuatro personas que habían sido “cuidadas” por la pareja, y que fallecieron “de manera sorpresiva”, una vez que estos obtuvieron todo el dinero de los ancianos.

La pareja detenida, según indicaron a las fuentes de la investigación, son la cubana Estrella y el cubano alemán Markus, ambos encarcelados y acusados de maltrato.

De acuerdo con las indagaciones de la Guardia Civil, se ganaban la confianza de los ancianos para luego robarles sus bienes, y en cuatro años se hicieron con más de 1,8 millones de euros.