La reconocida estrella del rap Cardi B se declaró este martes como no culpable de delitos de intento de agresión, a raíz de su presunta participación en una pelea en una discoteca neoyorquina el año pasado.

“No culpable, su señoría”, dijo la artista de 26 años al juez en una sala repleta de la corte de Queens.

 

La rapera se mostró tranquila en el tribunal, sus manos con extensiones de uñas rosas y larguísimas tras la espalda, según información de AFP.

 

Vea También: Revelan imágenes inéditas de la habitación en la que murió Michael Jackson

 

Cardi B debió presentarse este martes en la corte días después de que un gran jurado la inculpara de 14 cargos, incluidos dos graves, en relación con el incidente en la discoteca.

En agosto de 2018, Cardi B estaba en el Angels Strip Club de Queens cuando sus acompañantes lanzaron botellas, sillas y una pipa de agua contra algunas personas en el local, según reportes. La policía dijo que una empleada del bar quedó con moretones en las piernas.

 

Inicialmente solo enfrentaba cargos menores, y en abril rechazó una oferta del fiscal de Queens para declararse culpable.

La rapera invitó a Drew Findling -el llamado #BillionDollarLawyer que se hizo famoso defendiendo a estrellas del hip hop en Atlanta, Georgia, la capital de facto del rap- para que se una a su equipo legal.

 

“Conozco a Cardi; conozco a Cardi a nivel personal”, dijo Findling. “Conozco a Cardi como esposa, como madre, como hija, como hermana. Conozco a Cardi y sé que es un ser humano decente y amable”. 

 

“No tenemos dudas de que cuando todo esto termine, habrá un resultado positivo a favor de Cardi”, añadió.

Nacida y criada en el Bronx, Cardi B -su verdadero nombre es Belcalis Marlenis Almánzar- es hija de un padre de República Dominicana y de una madre de Trinidad y Tobago. Se declara afrolatina y afrocaribeña.

Su subida meteórica a la fama comenzó cuando era stripper y cultivó una personalidad en las redes sociales, incluida Instagram, con publicaciones que se tornaron virales.