Nang Mwe San, doctora y modelo de 28 años de edad, afirmó que apelará a la decisión tomada a principios de este mes por parte del Consejo Médico de Birmania según la cual le retiran su licencia médica por haber compartido fotografías suyas en bikini en su cuenta de  Facebook, según informes de Reuters.

La agencia británica señala que en una carta con fecha del 03 de junio el órgano oficial le comunicó a Mwe San su suspensión para ejercer funciones como médica, teniendo como argumento que se había vestido de manera inadecuada. La misiva detalla que la doctora siguió publicando fotografías de sí misma en atuendos que “no encajaban con la tradición birmana”, pese a su promesa de dejar de hacerlo luego de una advertencia recibida el pasado mes de enero.

 

Eligen al perro más feo del mundo en Estados Unidos

“¿Qué es el derecho humano? ¿Dónde está la democracia?”, escribió la joven junto a una foto de la misiva en una publicación hecha en esta red social, que ya ha provocado más 19.000 reacciones y cerca de 5.800 comentarios, unos a favor y otros en contra.

Mwe San ha sido médica general durante 4 años. En el año 2016 dejó de ejercer como tal para dedicarse al modelaje. Por esa razón, ella acostumbra publicar fotografías suyas en las que aparece en lencería, trajes de baño e incluso trajes tradicionales birmanos en poses sexis en su página de ‘fans’, donde cuenta con más de medio millón de seguidores.

“Me quedé en ‘shock’ y muy triste”, indicó la joven a Reuters, quien afirmó que tuvo que pasar “una larga lucha” para convertirse en doctora. “¿Me vestí con atuendos sexis cuando me encontraba con mis pacientes? Nunca”, añadió Mwe San.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

wanna be tan 😊😘😘

Una publicación compartida por Nang Mwe San (@nangmwesan) el

“Hay muchos problemas éticos importantes en el sector médico de Birmania. No quiero que pierdan el tiempo preocupándose por cuestiones menores como mi modelaje”, sostuvo la chica, quien finalizó señalando que no renunciará a su profesión como modelo, independientemente de a lo que se enfrente.

En opinión de la fundadora de la revista feminista Rainfall, Shunn Lei, el caso de Mwe San es un ejemplo del control de la sociedad sobre los cuerpos de las mujeres de Birmania. “El sexismo está arraigado en la mentalidad de los birmanos”, detalló Lei, quien agregó que el problema de la sociedad de ese país es que es patriarcal y “equipara el papel de una mujer con la protección de las tradiciones y la cultura birmanas”.