“A muerte con vosotros”

0
123

Benzema se lamenta tras una ocasión fallada ante la presencia de...Benzema se lamenta tras una ocasión fallada ante la presencia de Cristiano.

En el Real Madrid no ven el vaso medio lleno, pero, desde luego, tampoco medio vacío. La actual plantilla tiene experiencia más que de sobra como para saber manejar la actual situación -tres empates y una derrota en apenas dos meses de competición oficial-, sin ir más lejos porque ya en el arranque de la temporada pasada se pasó una fiebre amarilla similar. Y la temporada acabó como acabó: con el primer doblete Liga-Champions desde 1958, que se unió a la Supercopa de Europa y al Mundial de Clubes en la cosecha de una temporada histórica para el club merengue.

Y que, en este mismo ejercicio, ha supuesto otros dos títulos para el Real Madrid, conviene no olvidarlo. Reincidencia en la Supercopa continental y reencuentro, después de varias temporadas, con la española, ante el Barcelona, nada menos.

No se trata, según el análisis que se hace de puertas adentro en Valdebebas, de un problema de acierto. El Madrid domina los partidos. Manda en la posesión, toca la pelota en busca del resquicio en las defensas rivales. Y acaba provocando grietas. Pero, una vez ahí, está fallando con el estoque.

Los encargados de empuñarlo son Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. Dos delanteros de cantidad -las cifras de goles de ambos, en especial del luso, son escandalosas- y de calidad más que contrastadas. Sus compañeros mantienen la plena confianza en sus hombres de ataque. “Tranquilos, estamos a muerte con vosotros”, les han transmitido las fuerzas vivas del vestuario, que no tienen dudas de que el acierto goleador de Cristiano y Benzema no sólo volverá, sino que resultará de nuevo esencial.

Ronaldo, de hecho, ya ha empezado el despegue en estas temporada, después de que la sanción de cinco partidos que le fue impuesta tras la ida de la Supercopa de España haya, finalmente, prescrito. Como es norma desde que aterrizó en el club blanco, verano de 2009, ya es el máximo goleador del equipo. De hecho, está prácticamente en su media de un gol por partido: marca un tanto cada 94 minutos.

Suma siete goles, entre los que destacan los cinco de la Champions, competición de la que es, junto con Harry Kane, máximo goleador. En Liga, sin embargo, su producción se ha visto drásticamente afectada por ese castigo de cinco encuentros sin jugar. Apenas suma una diana, la del pasado domingo ante el Getafe, aunque, una vez más, sirvió para que el equipo sumara los tres puntos en un duelo delicado. El otro gol lo anotó en el Camp Nou, en la ida de la Supercopa de España de agosto.

Por lo que respecta a Karim, su producción anotadora es manifiestamente más modesta. Se limita a dos tantos: uno de ellos sirvió para asegurar el triunfo de los blancos en la Supercopa nacional ante el Barcelona, y el otro para abrir la lata ante el Getafe. Le achacan a Karim sus críticos la falta de gol, pero los números se encargan de desmentirlos. Con 182 dianas, ha empatado con Gento como el séptimo máximo goleador histórico de la entidad blanca. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.